No es una crisis, es una estafa

Cuando nos hablan de crisis, lo primero que hay que contestar es que no es una crisis, es una gran estafa. Más de uno pensará que esto son teorías conspiranoicas, pero antes de eso hay que fijarse en unos pequeños detalles:

En el Año 93, durante otra crisis mundial, John Williamson decía en una conferencia:

“Habrá que preguntarse si podría tener sentido concebir la provocación deliberada de una crisis para eliminar los obstáculos de carácter político que se le pueden presentar a la reforma (…) la irrefutable evidencia de que sólo cuando los países sufren de verdad, acceden a tragar la amarga medicina del mercado (…) ¿Es posible concebir una “pseudocrisis” que pueda generar el mismo efecto positivo pero sin el coste de una crisis real?”.

¿Quien es este señor?

http://en.wikipedia.org/wiki/John_Williamson_%28economist%29

Lo que se conoce como un “Think Tank” con mucha influencia (un economista que influye en las políticas económicas).

Lo que se pretenden en esta ESTAFA es asustar tanto que se puedan implantar medidas ultra liberales sin que surjan revueltas. Estos neoliberales llama a estas estafas “crisis útiles”.

En septiembre de 1995, se filtró a la prensa de Canadá, un vídeo de John Snobelen, el ministro de educación de Canadá. En ese vídeo, se le veía explicando a un grupo de funcionarios reunidos con él en privado que, antes de que se pudieran anunciar recortes presupuestarios en educación y otras reformas impopulares, había que generar un clima de pánico filtrando informaciones que dibujaran un panorama mucho más alarmante que el real. Llamó aesa estrategia crear una crisis útil. Ese año, toda la prensa canadiense estaba machacando con informaciones sobre la crisis con mensajes apocalípticos.

Es más que evidente que todo lo que está pasando no es más que una gran estafa para que el poder financiero, apoyado por el poder político, se quede con lo que es de todos, con todo lo público, con nuestros derechos. Y no les importa a quien se llevan por delante. Una de las frases preferidas del Consenso de Washington es “para crear primero hay que destruir”. Desde luego lo segundo se les da de fábula.

Advertisements
Esta entrada foi publicada en Artículos. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s