Sobre majaderías e impunidades

Por Santiago Lamelo

Hay personas que están todos los días en los medios de comunicación masivos diciendo lo que les viene en gana, sin que nadie, o casi nadie, con el mismo nivel de audiencia les rebata sus presuntos argumentos. El problema que plantea la omnipresencia de estos personajes es que su mensaje es el único que llega a la mayoría de la gente, logrando que acabe calando por muy disparatado, o erróneo, que pueda ser.

Es el caso, por ejemplo, de Roberto L. Blanco Valdés, catedrático de derecho constitucional, columnista de La Voz de Galicia y tertuliano habitual del programa Vía V. Esta persona, en un artículo de opinión publicado en el citado periódico, definió como “majadería” la petición de que no se pague la deuda que es, como sabéis, una de las reivindicaciones de las marchas del 22M, del Frente Cívico y de muchos otros movimientos sociales. También definió de demagógicas otras reivindicaciones de las marchas y se quejó de la impunidad de los que lanzan piedras en una manifestación.

No quiero entrar a valorar a la persona que opina de esa manera, pero sí lo que opina, porque manifiesta un desconocimiento importante de algunos temas de actualidad, como los dos que quiero tratar en esta respuesta a su artículo; deuda pública y movimientos sociales. Creo que quien escribe en un medio con tanta difusión como La Voz de Galicia debería mostrar algo más de prudencia en sus opiniones, si bien tiene todo el derecho del mundo a decir lo que le plazca aunque defina de “majadería” algo sin argumentar el por qué.

La reivindicación del impago de la deuda no es ninguna majadería, es algo que se estudia y se argumenta desde hace muchos años, ya que se considera que es una forma de chantaje a los países organizado por el poder económico, la gran mayoría de las veces, por no decir todas, con trampas, engaños, guerras sucias y un largo etcétera de abominaciones. Además de este dato, me gustaría añadir que no se pide el impago sin más, lo que se pide realmente es que se haga una auditoría de la deuda pública para determinar de dónde proviene esa cantidad ingente de dinero. Reclamar una auditoría de lo que debe el país a la banca privada es un derecho irrenunciable y debemos ejercerlo sin ningún tipo de duda. ¿Por qué la petición de esta auditoría?. Porque si se realiza por una entidad independiente, se podrá constatar la parte que es ilegítima, es decir, la que proviene de operaciones fraudulentas.

Esta parte ilegítima, también llamada odiosa o execrable, es la que no se paga, precisamente porque proviene del fraude, de la estafa, y se utiliza contra el pueblo. La otra, la legítima, se paga, pero negociando cuándo y cómo, dejando como prioridad los servicios sociales básicos de las personas. El pago de la deuda no puede estar por encima de los derechos humanos bajo ningún concepto, y decir lo contrario sí que se podría definir como majadería, o algo peor. Como decía, no es algo nuevo que hayamos pensado cuatro “perroflautas”, es algo muy serio y que algunos países han llevado a cabo, siendo el caso de Ecuador el más reciente. Le recuerdo que el Derecho Internacional reconoce esta teoría jurídica, y no debería tomarse tan a la ligera una cosa tan importante para el bienestar de la humanidad.

Le recomiendo que se informe de todo el trabajo realizado por Alejando Olmos en Argentina sobre la deuda ilegítima, continuado por su hijo, del mismo nombre, después del fallecimiento de su padre. Alejandro Olmos hijo fue el que asesoró al gobierno de Ecuador en su proceso de auditoría y posterior impago de la deuda ilegítima, y Ecuador, ahora mismo, y no sin dificultades, ha mejorado su economía de una manera asombrosa, y eso son datos contrastados por mucho que el poder mediático dentro y fuera del país quieran desprestigiar los logros del gobierno de Correa. No voy a explicar ahora todo lo que rodea a la llamada deuda ilegítima, seguro que es usted una persona con recursos suficientes como para informarse, en Internet hay muchísimos datos sobre este tema. Al menos, tenga la decencia de hacerlo antes de definir como “majadería” a algo tan importante como esta reivindicación.

Infórmese, además, de quién era Davidson L. Budhoo y por qué dimitió del FMI en los años 80, o por qué dimitió Peter Doyle del mismo organismo hace no demasiado. Eso son datos, hechos demostrables, no majaderías. El poder económico utiliza tácticas mafiosas para lograr sus objetivos, y muchas personas, informadas, se están organizando para enfrentarse a él, a su crueldad, a sus crímenes. Como han hecho en otros países, especialmente en Latino América, que empiezan a alejarse de las aberrantes directrices del Consenso de Washington. ¿Acaso duda usted que EEUU estuvo detrás del golpe de estado de Chile y que detrás estaba el poder económico?. ¿Acaso duda usted que Mario Draghi, actual presidente del BCE, era el director de la oficina que falseó los datos de Grecia para entrar en el Euro?. A lo mejor esto también son “majaderías”, o palabrería de los “demagogos” que nos manifestamos el 22M.

Para poder enfrentarse al poder económico hace falta tener el apoyo de la gente, crear una mayoría social enorme que pueda frenar los ataques de los “mercados internacionales”, y en eso estamos trabajando, con mucho esfuerzo, los colectivos sociales como el nuestro. Sabemos que es difícil, que no es algo que se vaya a conseguir de un día para otro, que nos enfrentamos a un poder con dinero, fuerza bruta, conocimiento científico y medios de comunicación, el 70% de los cuales, a nivel mundial, pertenecen a siete grandes empresas estadounidenses. Pero seguiremos luchando sin ceder, porque el futuro de las nuevas generaciones está en juego. Aunque tengamos que lidiar con opiniones como la suya, con una repercusión mucho mayor que la mía.

patada

Habla usted de impunidad, de que los manifestantes violentos quedan impunes. No sabe lo que dice. Todos los que detiene la policía se enfrentan a diferentes sanciones en función de la gravedad de sus actos. Además de eso, a muchos colectivos sociales los multan aunque nunca hayan utilizado la violencia. Entérese de las multas que acumula Stop Desahucios sólo en A Coruña. Entérese de las penas a las que condenan a muchos de los detenidos en diferentes manifestaciones, hayan, o no, organizado disturbios. Y, ya de paso, dedíquese un tiempo a ver las actuaciones de la UIP en manifestaciones pacíficas y como dan palos a todo el que pillen por delante, sean mujeres, niños o ancianos. O sus ejemplares acciones a la hora de garantizar los desahucios, de defender a los bancos frente a las familias que se quedan sin hogar. La violencia no es justificable, la condeno y la condenaré siempre, pero sí se puede explicar.

Y ya que estamos hablando de impunidad, debería usted pensar en la impunidad de los corruptos en este país, o de los banqueros que han actuado de manera incorrecta y se van a ir de rositas con indemnizaciones millonarias. Da igual que hayan estafado con preferentes, con hipotecas sub-prime o que hayan falseado datos de las cuentas de sus bancos. Tampoco importa que la banca privada se haya llevado cerca de 200 mil millones de euros de dinero público sin ningún tipo de consulta a los dueños de ese dinero, todo ello mientras echan a la gente a la calle o malvenden, después, bancos como Novagalicia tirando a la basura 8000 millones de euros. Un dinero que vendría muy bien para solucionar problemas a mucha gente. Los responsables de toda esta gigantesca estafa quedarán impunes, mientras la gente pasa miseria. Sí, tiene razón, hay impunidad, pero no de los manifestantes, sino de los facinerosos. Es mucho más loable indignarse por los que apedrean a agentes de la UIP que por los que son responsables de la miseria de millones de personas, sí, es de una decencia tan grande que produce miedo.

Advertisements
Esta entrada foi publicada en Artículos. Ligazón permanente.

6 Responses to Sobre majaderías e impunidades

  1. Bien dicho, alto y claro. Y bien en V-Television, ante tanto tiburon es muy dificil mantener las formas y lo has conseguido.

  2. Magnífico artículo y muy bien documentado.

  3. Mucho catedrático y mucha hostia, pero al final la mayoría de ellos, o más bien los enteradillos de turno que todo lo quieren opinar y todo lo pretenden saber, son la peor clase de víctimas y reproductores sociales del sistema. Se le atribuye una supuesta autoridad a su opinión, pero transmiten una inescusable falta de actitud crítica y actuan de molinos de oración de este sistema perverso. Este impresentable es la quintaesencia de lo que digo, reparte opiniones gratuitas (ya no faltas de sentido crítico, sino totalmente carentes de la mínima información) tan felizmente.

  4. Pingback: Sobre majaderías e impunidades

  5. daniel melcon di:

    Estos “personajillos”, voceiros panza agradecida, empiezan a tener miedo, y ese miedo es directamente proporcional a nuestro éxito. Que el miedo siga cambiando de bando!!! Bravo Santigo por tu clara y contundente respuesta.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s